Facebook Twitter Google +1     Admin

LA MEMORIA DEL FUTURO

Instituto de los Andes - Panel: Futurología

El Universal - Las personas que participaron en el estudio fueron sometidas luego a una IRM (imagen por resonancia magnética) y se les pidió que, ante la visión de la imagen neutra, intentasen recordar u olvidar la imagen negativa correspondiente.  

"Esta investigación mostró que los sujetos pudieron controlar su memoria emocional bajando la utilización de algunas partes de su cerebro", explicó uno de los investigadores del estudio que fue publicado en la revista Science.   La IRM permitió visualizar en tiempo real el funcionamiento del cerebro, y gracias a ello se ha sabido que el proceso de supresión de la memoria se realiza en la corteza prefrontal, que es allí donde se eliminan los recuerdos en su aspecto sensorial y emocional.  

El procedimiento es así: primero, un área de la corteza prefrontal suprime la función de las zonas del cerebro relacionadas con los aspectos sensoriales de la memoria y después, otra parte diferente de la corteza prefrontal deja inactivas las zonas del cerebro en las que se procesan los aspectos emocionales.   Problemas emocionales - La investigación ha permitido conocer mucho mejor el funcionamiento de nuestro cerebro y los mecanismos implicados en el control de la memoria y del pensamiento, pero sus autores esperan que estos descubrimientos permitan en un futuro llevar a cabo nuevos tratamientos contra algunos problemas emocionales como la depresión, ansiedad, fobias, comportamientos obsesivos o estados de estrés provocados por experiencias traumáticas.  

"Creemos haber detectado los mecanismos neuronales de este fenómeno y esperamos que este descubrimiento, así como investigaciones futuras, generarán nuevos enfoques terapéuticos y nuevos medicamentos que permitan tratar un conjunto de problemas emocionales", comentó Brendan Depue, uno de los coautores del estudio.   Los autores de la investigación no revelaron, sin embargo, cuántas sesiones harían falta para que una persona que ha sufrido un grave accidente o que ha sido violada, o un soldado que ha estado en una guerra olvide sus horribles recuerdos.  

Pero varios científicos de la Universidad McGill, en Montreal (Canadá), aseguran que es posible eliminar de nuestra mente las emociones que suscitan estos traumas, temores o ansiedades con medicamentos.   Según afirman, los beta bloqueadores -un tipo de medicamento utilizado para tratar la presión sanguínea alta- suministrados a las pocas horas de ocurrido el evento, permiten que eliminemos las sensaciones hacia la experiencia traumática, aunque nunca podremos borrar su recuerdo completamente de nuestra mente, porque seguiremos siendo conscientes de que ha ocurrido.   Estos nuevos avances científicos parecen abrirnos una puerta más hacia la felicidad.   Aunque por el momento se desconoce cuanto tiempo será necesario para que estos descubrimientos entren en funcionamiento.   Muy pronto muchas personas podrán olvidar aquellos capítulos de su vida que nunca tendrían que haber ocurrido. http://groups.msn.com/lagerencia

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)