Facebook Twitter Google +1     Admin

HOTELES DEL FUTURO - EL BURJ AL ARAB

   

La empresa Gettys, de Chicago, y el Hospitality Design Group reunieron, a principios de año, a 100 expertos del sector de compañías como Starwood Hotels, Whirlpool y Phillips para dilucidar qué tecnología esperarán encontrar en sus alojamientos los turistas del futuro. El resultado han sido 1000 ideas como la incorporación de botones robot y cuartos de baño que monitorizan la salud. Qe fuerte !!!   Una de las principales ideas, que consiste en convertir las habitaciones de los hoteles en escaparates donde los huéspedes pueden probar y, posteriormente, comprar los objetos incluidos en ellas, ya se ha implementado en cadenas como Hyatt y Kimpton. Según los expertos, el siguiente paso serán los hoteles temáticos de varias marcas conjuntas: por ejemplo, un hotel deportivo de Nike y Starwood.  

Para evitar posteriores decepciones, los clientes podrán elegir sus habitaciones basándose en fotos en 3D y en los comentarios de los clientes anteriores. Los botones tradicionales desaparecerán; en su lugar, un robot mayordomo no sólo subirá las maletas a la habitación, sino que permanecerá en ella durante todo el tiempo de estancia del cliente, pudiendo ser programado para realizar el servicio de habitación y retirar los desperdicios y platos sucios. Todo ello sin pedir propina a cambio.  

Los pasillos detectarán la presencia humana por las emisiones de CO2, y automáticamente unos paneles LCD instalados en el techo mostrarán un manto de estrellas y signos iluminados indicarán el camino hacia sus habitaciones a los clientes. Además, las nanofibras de las alfombras evitarán el ruido y la suciedad.

La llave de la habitación, el teléfono del hotel y la figura del conserje se fundirán en uno y, una vez escaneada la huella del cliente, éste podrá leer su correo electrónico, comprar entradas para el teatro y llamar al servicio de habitaciones por medio de un dispositivo inalámbrico controlado por tacto y voz.   Los azulejos del baño serán antibacterianos y las bañeras se amoldarán a la forma del cuerpo del cliente. Además, el cuarto de baño en su totalidad será respetuoso con el medioambiente: el agua del lavamanos y de la ducha se reutilizará para el váter y todos los envases de productos de aseo serán biodegradables.   

 

El Burj Al Arab Hotel de Dubai está considerado como el hotel más lujoso del mundo. En muchos aspectos también es el hotel que anticipa el futuro, a través de sus ideas, servicios y de algunos avances tecnológicos.   Hace cinco años era difícil pensar que exigiríamos a un hotel tener conexión a Internet en las habitaciones y hoy lo consideramos indispensable. Los frecuentes desplazamientos y estancias de un trabajo cada vez más "globalizado" obligan a los hoteles a dar más y mejores prestaciones que las que incluso disfrutamos en casa.   ¿Cómo va ser hotel del futuro? Seguro que a todos nos gustaría que fuera como el Burj Al Arab Hotel, considerado por los expertos como "el mejor hotel del mundo".  

Su arquitectura impresiona, pero son los pequeños detalles los que hacen de este gigante un referente de futuro. En cada habitación se aplican desde redes de sensores combinados con los servicios de corte más clásico y tradicional. El mayordomo de cada planta del hotel se integra en un ambiente sosfisticado y digital.   El hotel Burj Al Arab está construido sobre una isla artificial, tiene 321 metros de altura (más alto que la Torre Eiffel) y con Helipuerto. Un ejemplo de lo que pueden dar de sí la moderna arquitectura y la ingeniería de la construcción nos lo muestran sus fotografías de noche o de día su presencia no parece irreal, es una obra del futuro.  

 

Materiales especiales (mármoles italianos, metales preciosos), hoy inacesibles para los hoteles que no sean de gran lujo, pueden ser de consumo estándar con la nanotecnología. El potencias impacto de esta en la generación de nuevos materiales de latas prestaciones contribuirá a superar las limitaciones actuales. Es previsible que en pocos años será posible obtener con bajo coste materiales de altas prestaciones estéticas y funcionales.   

En cada suite de lujo hay desde un ordenador portátil, fax y todos los elementos para la comunicación. Internet imprescindible. Las luces, las cortinas, el aire acondicionado se activan con un simple roce de sensor. La nueva generación de sensores permite racionalizar y llevar nuestra comodidad a límites increíbles.

Abrir o cerrar puestas con un mando a distancia. En realidad se incorporan muchas de la ideas a las que nos hemos referido en el hogar digital. Salas de cine privadas en las suite... Colosales jacuzzi, camas giratorias... algunas buenas ideas del presente deben continuar sin cambios en el futuro. Por: Carlos Diaz http://historiagastronomia.blogia.com/

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)