Facebook Twitter Google +1     Admin

LA CRISIS DE LOS ALIMENTOS

Curso de Finanzas - El mercado mundial de alimentos atenazado por los fantasmas de la inflación -Por: Ignacio J. Domingo

El mercado agrícola internacional ha alcanzado el punto de ebullición. El arroz cotiza en el parquet de futuros de Chicago a niveles históricos, tras duplicar su precio a lo largo del pasado año.

También el maíz ha batido su marca más alta, mientras las legumbres se aproximaron a su récord ante el riesgo de inundaciones en Asia y el recorte de los inventarios en EEUU. Pero al margen de estos saltos coyunturales, el denominador común sobre el que está girando este rally alcista gira en torno al desequilibrio entre oferta y demanda.

Las especulaciones del mercado se aventuran a pronosticar un aumento mundial de pedidos agrícolas del 3%, y un descenso similar de producción; es decir, de otros tres puntos. En esencia, debido a las crecientes presiones sociales en las grandes potencias exportadoras por la escalada inflacionista que se propaga por todo el planeta.

Así, en China, Vietnam o India, han recortado sus ventas al exterior de arroz, ante las manifestaciones sociales a favor de un abaratamiento del precio en sus mercados internos, al tiempo que países como Indonesia ha decidido rebajar sus barreras arancelarias para elevar sus stock de alimentos y congelar la inflación.

Pero la cotización mundial se ha visto afectada, demás, por episodios como la huelga de los agricultores argentinos, las riadas en Costa de Marfil o la persecución de las exportaciones ilícitas en Pakistán. En el lado positivo, resalta el giro de cultivos en Afganistán, donde esta contracción de la producción está incitando a apostar por los bienes agrícolas y a erradicar las plantaciones de opio.

Tensiones sociales - El Banco Mundial publicó recientemente un informe sobre el sector en el que calcula que hay “33 países productores bajo un escenario de protestas sociales o en la antesala de revueltas”, llegó a alertar su presidente, Robert Zoellick.

Esta institución multilateral ya avanzó que las reservas de cereales actuales son tan bajas que sólo podrán abastecer durante 40 días a la población global. Otro estudio, de Merrill Lynch, achaca sin tapujos este repunte inflacionista global a las políticas proteccionistas de países agrícolas. En un contexto en el que ya se aprecian los efectos colaterales sobre la población mundial. Naciones Unidas califica este fenómeno de “tsunami silencioso” que amenaza con engrosar en más de 100 millones más de personas la tasa global de pobreza.

Josette Sheeran, la directora del Programa Mundial de Alimentos, agencia adscrita a la ONU, asegura que esta “crisis alimentaria” sitúa a la organización que dirige ante “su mayor reto en 45 años de historia”.

Efectos en Europa y Japón - Pero no este escenario no sólo genera consecuencias en las naciones en vías de desarrollo. En Europa, los repuntes en el mercado londinense de estos productos han provocado el descensos de la confianza empresarial alemana o francesa tanto como el alza del petróleo o la carestía del euro.

Y en Japón, país con autoabastecimiento de arroz, las autoridades han decidido retardar la compra de cereales que le exige la Organización Mundial del Comercio (OMC), hasta que este mercado logre estabilizarse. España, donde la inflación se disparó al 4,5% en marzo, la rúbrica de alimentos, con un peso del 20% en el IPC, registró un alza anual del 6,9%.

Para más inri, las amenazas geoestratégicas tampoco ayudan. Un informe de Stratfor se hace eco de “posibles ataques terroristas” para forzar la quiebra de este mercado. La consultora de seguridad estadounidense, que añade protestas sociales en otros países como Sudáfrica o Egipto, se basa en fuentes gubernamentales y civiles. Fred Burton, coautor del estudio, precisa que este riesgo puede provenir de dos tipos de actos. “O intercediendo en el suministro o usando  agentes químicos”.

La primera alternativa –dice– que podrían barajar los terroristas sería “atentando contra cosechas o durante el tránsito de estas mercancías hacia sus centros habituales de procesamiento”. Sobre la segunda opción, enumera pandemias conocidas, como el virus de la gripe aviar, o incluso, el mal de las vacas locas, y otros elementos tóxicos como “el hongo Ug99”.

Burton admite la rareza de estos ataques, pero enumera varios. Entre otros, la contaminación de comida en Dalles, en Oregón, en 1984, donde los seguidores de una secta infectaron ensaladas de diez restaurantes con salmonela para lograr así el triunfo de su líder en los comicios locales. Enfermaron 751 personas.

Racionamiento del arroz en EEUU - Los dos mayores supermercados de EEUU, Sam’s Club –propiedad del gigante Wal Mart– y Costco Wholesale –que vende a mayoristas–, están racionando las ventas de arroz en sus establecimientos del país ante los temores a futuras restricciones en el suministro global   de arroz, lo que incidiría a su vez al alza en el precio de un alimento básico que se ha encarecido un 68% en lo que va de año, informa Reuters.

Las tiendas de Sam’s Club anunciaron restricciones de sus  compras de las variedades de Jasmine, Basmati y grano largo. Para hacer frente a esta demanda imparable, la filial de Wal Mart ha limitado a sólo cuatro bolsas de nueve kilos el máximo por cliente. No obstante, de acuerdo con la cadena, “en este momento” no se aplican limitaciones a la venta de harina o aceite.

Esta medida insólita no se recuerda ni durante la Segunda Guerra Mundial. Tras  esta corte de suministro se esconde el freno exportador adoptado por países productores como Vietnam, India o Brasil, y al que podría sumarse en los próximos días Tailandia, para mantener los precios en sus respectivos mercados nacionales de un alimento que da de comer a 2.500 millones de personas en todo el mundo.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)