Facebook Twitter Google +1     Admin

LA BASURA, UN PROBLEMA MUNDIAL

Soldados de Honduras y funcionarios retiran toneladas de basura y neumáticos usados cerca de la reserva Los Laureles, el 22 de mayo de 2008. El problema de la basura en Nápoles, una ciudad del sur de Italia que desde hace 15 años se ve sumergida cíclicamente por montañas de basuras, se ha convertido en un ejemplo de lo que podría suceder en numerosos países, tanto pobres como desarrollados.

(AFP) - El problema de la basura en Nápoles, una ciudad del sur de Italia que desde hace 15 años se ve sumergida cíclicamente por montañas de basuras, se ha convertido en un ejemplo de lo que podría suceder en numerosos países, tanto pobres como desarrollados.

El mundo produce unos 10.000 millones de toneladas anuales de residuos y no se recoge ni se somete a tratamiento ni la mitad de ellos, según estimaciones de expertos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La falta de datos fiables es uno de los mayores problemas para decidir el tipo de tratamiento, admiten los mismos especialistas.

Pese a ello, se registra una tendencia mundial, tanto en los países pobres como en los desarrollados, de disminución de desechos biodegradables y el aumento de residuos plásticos, eléctricos y electrónicos.

Según datos de la entidad "por cada tonelada de residuos generados en los procesos de uso y consumo, previamente se han producido cinco toneladas de desperdicios en su fabricación y veinte toneladas de desechos en la extracción de las materias primas".

El detergente que vamos a usar ya ha generado basuras antes de abrirlo, explican los expertos.

En India, uno de los países más poblados del planeta, se recicla sólo entre un 10 y 15% de las basuras y en algunos vertederos de Nueva Delhi residen familias enteras, que viven de separar materiales reciclables de entre la inmundicia.

El volumen de la basura está aumentado notablemente en los países en vía de desarrollo por la urbanización, el crecimiento de la población y el consumismo, y por la falta de tratamiento adecuado.

El aumento de los residuos tiene graves repercusiones en el medio ambiente, la salud pública y las condiciones de vida.

Como ocurre en Nápoles, los líquidos que emanan de los vertederos han contaminado las aguas subterráneas y los suelos de todo el mundo, entre ellos de India, Filipinas, Brasil, según estudios de la ONU.

Resulta casi una utopía para muchos, pero en países como Alemania y Suiza se ha logrado el "Modelo Residuo Cero", que consiste en reducir completamente las basuras.

Para ello es clave la recogida selectiva de materia orgánica y su aprovechamiento, así como la obligación de los fabricantes de gestionar los residuos que generen desde antes del proceso de producción hasta después de su consumo. 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)