Facebook Twitter Google +1     Admin

LOS ANTEOJOS DEL FUTURO

(www.saludyciencias.com.ar) Para una gran cantidad de personas que se cuentan entre las más pobres del mundo, la vida no es más que una mancha borrosa. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que prácticamente mil millones de personas, la mayoría de las cuales vive en países en desarrollo, necesita anteojos para leer, escribir, trabajar y hacer sus tareas diarias . Además. al menos 10% de este grupo son jóvenes en edad escolar.

No obstante, no pueden adquirirlos debido a su elevado precio , el cual, en muchos países africanos, representa el sueldo de tres meses o incluso más.

Gran parte de estos problemas oftalmológicos se podrían solucionar usando unos anteojos especiales , de bajo precio y que se corrigen según las necesidades de cada persona. Las inventó Josh Silver, físico de la Universidad de Oxford y su fabricación está a cargo de una ONG británica por un costo que varía entre US y US. El precio final de venta podría alcanzar a US el par .

Silver fabricó sus lentes prototipo, llamados AdSpecs, a mediados de los años noventa después de ayudar al gigante de la cosmética Estée Lauder a crear un espejo barato con aumento ajustable. Mientras experimentaba con sus prototipos de espejos, Silver descubrió que podía ajustar el aumento en los espejos variando la cantidad de aceite de silicona entre las dos membranas flexibles.

Ver con claridad por primera vez - En el año 2008 y respondiendo a una invitación del Banco Mundial, Adaptive Eyecare Limited expone los nuevos AdSpecs (Adaptive Spectacles) en la sede central de la institución como parte de un llamado mundial a aumentar la producción para llegar a todas las personas que tienen problemas visuales.

La mayoría de las personas con problemas a la vista nunca se ha hecho un examen ocular y se han adaptado a ese mundo borroso, con lo que perdieron su capacidad de aprender, leer y escribir y funcionar, señala Lambert, quien deja el DFID del Reino Unido para unirse a Adaptive Eyecare Ltd. Deberían ver el rostro de estas personas cuando se ponen los anteojos y ven el mundo con claridad por primera vez en su vida .

En África, donde hay un optometrista por cada millón de personas (en comparación con 1:4.500 en Estados Unidos), uno de los avances con AdSpecs es que las personas pueden corregir su visión de acuerdo con sus propias necesidades.

Mediante dos pequeños recipientes de aceite de silicona que se ubican en las patas de los anteojos, las personas pueden bombear la solución hacia los lentes para ajustar la receta mientras observan un gráfico .

Los lentes se hacen más cóncavos o convexos según la necesidad del usuario de ver mejor de lejos o de cerca. El rango de los anteojos es de +6 a -6 en la escala dióptrica y cuando el usuario los ha ajustado, puede quitar los pomos de las patas de los lentes para guardarlos.

Para poner a prueba el potencial de desarrollo de AdSpecs, el Banco Mundial adquirió 10.000 pares de anteojos para ayudar a los habitantes de Ghana y obsequiarles anteojos en un programa de lectura para adultos y realizó un seguimiento del posible efecto. Una evaluación demostró que 70% de las personas que recibió lentes nuevos corrigió su visión tan bien como lo haría un optometrista, si no mejor.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)