Facebook Twitter Google +1     Admin

ATENTADO CONTRA EL MARRIOTT EN PAKISTÁN

ISLAMABAD [EL COMERCIO / AGENCIAS]. El terrorismo volvió a mostrar su sangrienta cara ayer en Pakistán, ya que un atentado contra el lujoso hotel Marriott de Islamabad dejó al menos sesenta muertos y 200 heridos al cierre de esta edición.

"Vi un vehículo que se acercaba a la entrada principal del hotel y que después explotó", declaró un testigo herido antes de ser trasladado a un hospital.

Durante la redacción de este reporte, se temía que la cifra de víctimas pudiera ser aun mucho mayor, porque seguía habiendo varios huéspedes del hotel atrapados en el edificio. "Muchas personas están atrapadas adentro del hotel", señaló un oficial de policía en el lugar.

Entre los heridos extranjeros hay por lo menos cuatro alemanes, tres estadounidenses, un ciudadano de Arabia Saudí y un diplomático danés. Fuentes diplomáticas españolas y latinoamericanas informaron que entre los muertos y heridos no había personas de estas nacionalidades.

Cuatro de los cinco pisos del hotel, situado en pleno centro de la ciudad y frecuentado por extranjeros, quedaron en llamas tras la explosión, que pudo oírse a kilómetros del lugar y rompió la mayor parte de las ventanas de la zona.

El hotel de lujo se ubica en una zona de alta seguridad, a unos quinientos metros de las residencias del primer ministro y del presidente del país.

Un fotógrafo pudo ver los cadáveres mutilados de unas veinte personas frente a la entrada del hotel.

Dado que el hotel había sido antes blanco de otros ataques, el lugar se encontraba bajo medidas de alta seguridad y los vehículos eran minuciosamente revisados frente a imponentes barreras metálicas antes de poder ingresar.

Fue al parecer delante de una de estas barreras que estalló un camión cargado de explosivos, que dejó un cráter de seis metros de profundidad. Los policías manifestaron que no se podía confirmar si se había tratado o no de un atentado suicida.

Las ambulancias acudieron de inmediato al lugar de la explosión, que se escuchó desde muy lejos e hizo estallar los vidrios de las ventanas de los edificios en un perímetro de un kilómetro.

El ataque ocurrió horas después de que el nuevo presidente Asif Alí Zardari, quien se enfrenta al reto de gobernar en medio de la ola de violencia islamista que afecta al país, se dirigió por primera vez al Parlamento para decir que actuará con firmeza en la lucha contra el terrorismo.

La nueva explosión, antecedida por dos ataques a convoyes militares que dejaron ocho víctimas, ocurrió mientras Pakistán vive una ola de atentados sin precedente perpetrados por los islamistas cercanos a Al Qaeda.

 MÁS DATOS
4Unas 220 personas murieron este año en Pakistán por atentados en su mayor parte suicidas.
4El presidente pakistaní, Asif Alí Zardari ,debía entrevistarse la semana entrante con el presidente estadounidense, George W. Bush, como parte de la presentación anual de líderes mundiales en la sede de las Naciones Unidas, pero no sabe por ahora si viajará.
4La Unión Europea se mostró consternada ante el nuevo y terrible atentado.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)