Facebook Twitter Google +1     Admin

ENERGÍA EÓLICA

Entrevista a Ángeles Santamaría, directora de Mercados y Prospectiva de Iberdrola Renovables. En el 2020, el 20% de la energía consumida debe ser renovable. Esto obligará a algunos países menos propensos a este tipo de energías a instalar parques eólicos. negocios.com

¿Cuál es la posición mundial de Iberdrola Renovables en el sector?
– Somos la número uno en energía eólica, que representa la casi totalidad de nuestro negocio y cerca del 90% de nuestros proyectos. En solar estamos empezando. Estamos construyendo la primera central termosolar, de 50 Mw, que inauguraremos en 2009.

Han entrado ustedes como una tromba en el sector. Me imagino que habrá sido en parte porque han recibido los activos eólicos de Iberdrola.
– No. Cuando empezamos Iberdrola Renovables teníamos pocos megavatios de potencia instalada. Hemos hecho un gran esfuerzo de inversión. En 2001 teníamos 1.000 Mw y ahora 8.000.

Las renovables están siendo muy criticadas. ¿Por qué hay que apuntarse a ellas?
– No emiten CO2, son infinitas y prácticamente gratis, no tenemos que depender del exterior y por eso mismo te protegen de unos precios energéticos muy volátiles.

Pero se dice que la eólica no es segura.
– Es lo que es. No hay dudas sobre la tecnología. Produce cuando hay viento. Por eso hay que combinarla con otras formas de energía.

¿Qué le parece el actual marco regulatorio para la eólica?
– En mayo del año pasado hubo una revisión que recortó las primas. De todos modos creemos que son suficientes para dar estabilidad y futuro a un sector en el que se requieren grandes inversiones que tardan muchos años en recuperarse.

¿No temen ustedes que el revival de la nuclear pueda reducir el atractivo de la eólica?
– No. Los mercados van a crecer muchísimo en Europa y EE UU. Las inversiones en eólica son menores y los resultados se ven más rápidamente. Levantamos un parque eólico en un año, y en ocho meses. Una nuclear puede tardar 10 años.

No será el caso de Francia.
– Francia va a seguir apostando por la nuclear. Pero hay otros países con mucho potencial en eólica. Además, la UE se ha decidido ya claramente por las renovables. Hay una directiva conocida como la 20/20, que pretende que en el 2020 el 20% de la energía consumida sea de origen renovable. Esto obligará a algunos países, menos propensos, a instalar parques eólicos.

¿Por qué prefieren ustedes la eólica a la fotovoltaica?
– Es la más madura tecnológicamente y la que resulta más competitiva a los actuales precios del crudo y del gas. Seguimos necesitando mecanismos de apoyo, pero no tanto como cuando el petróleo estaba a 40 dólares.

¿Y qué defecto le ven a la fotovoltaica?
– Que aún tiene que mejorar tecnológicamente y sobre todo reducir sus costes. De momento la vemos como una energía cara y poco competitiva, que necesita ayudas muy elevadas. Para producir el mismo número de Mw que la eólica, la solar necesita inversiones más altas y ocupar más terreno.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)