Facebook Twitter Google +1     Admin

ARQUITECTURA GASTRONOMICA

Claves en el diseño de Restaurantes y Bares.
Por: Maritté Murro Vives.

¿Cuáles son las tendencias actuales en cuanto a la ambientación de restaurantes?

En la actualidad son varias las tendencias en materia de estilos de ambientación, el denominador común es la necesidad de diferenciarse de la competencia logrando una identidad definida y propia. Más allá del estilo específico que se elija, a lo que se apunta es a crear una experiencia para los sentidos, que permita que los clientes puedan establecer un vínculo emocional con el lugar.

Dentro de este marco, surgen variadas tendencias, según el tipo de comida que se ofrece, el público al que se dirige, la zona geográfica en donde está ubicado el local, etc. Lo más importante, en este sentido, es lograr construir una propuesta que satisfaga al mismo tiempo todas las necesidades operativas, de servicio y de marketing del local.

En los últimos años, la tendencia generalizada en materia de arquitectura gastronómica es la sectorización: esto es, la creación dentro del mismo salón de distintos espacios con diferentes climas y niveles de intimidad, generados a través de la utilización de distintos mobiliarios con diferentes niveles de altura (una barra con banquetas o sillas altas; mesas y sillas al estilo tradicional, boxes privados y livings íntimos, con sillones y mesas bajas) y un diseño de iluminación que acompañe adecuadamente la creación de los distintos sectores.

Otra de las tendencias fuertes es el mix entre gastronomía y oferta cultural: cada vez más emprendimientos fusionan exitosamente arte y entretenimiento con servicio gastronómico, Dependiendo del tipo de público al que se dirigen, la oferta incluye desde exhibiciones de arte a shows musicales o espectáculos teatrales e incluso, entre lo más novedoso, la incorporación de DJs en vivo musicalizando las veladas.

Dentro de las tendencias netamente estilísticas, el minimalismo, el estilo rústico y el estilo étnico son algunas de las más arraigadas en la actualidad. Su elección está directamente vinculada con el tipo de comida que se ofrece en el lugar.

 El minimalismo puede identificarse como aquel estilo en el que  priman las líneas rectas, la ausencia de ornamentos, la utilización de colores puros con predominio del blanco y negro, la búsqueda de la funcionalidad, la sensación de amplitud y simetría, la disposición ordenada y los acabados finos. Por sus características estéticas, es un estilo adecuado cuando aquello que se ofrece es una cocina moderna, internacional, cocina fusión o cocina de autor.                      

Por su parte, los estilos étnicos remiten a las culturas de origen que los engendran. Para lograr un estilo étnico es necesario tomar los elementos icónicos de esa cultura y sus colores, formas y materiales predominantes y plasmarlos en la decoración y ambientación de un espacio. Este tipo de ambientaciones se utiliza cuando aquello que ofrece en el local es cocina típica de una región o un país de origen, como por ejemplo comida japonesa (sushi), comida china, comida tailandensa, comida peruana, etc.

¿Cuándo y por qué inicia esta tendencia en los locales gastronómicos?

Sería imposible fechar con exactitud el inicio, pero podríamos decir que en la última década se han ido asentando estas tendencias conforme evolucionó el mercado gastronómico. El sector gastronómico se ha convertido en uno de los más dinámicos y pujantes gracias a un profundo cambio cultural que se ha operado desde diversos vectores: el auge del turismo ha aportado más consumidores habituados a un alto nivel gastronómico que exigen al mercado argentino calidad de estándares internacionales, la globalización y el acceso a más contenidos mediáticos han creado un nuevo consumidor gourmet, más exigente, ávido de nuevas experiencias gastronómicas y experto amateur en vinos. 

La diversificación del mercado y la intensificación de la competencia por su parte exigen a los empresarios gastronómicos prestar cada vez mayor atención a todos los aspectos que hacen al éxito de un emprendimiento. Y la ambientación es uno de los tres pilares que hacen al éxito de un restaurante, junto con la calidad de la comida que se ofrece como propuesta gastronómica y la calidad de la atención al cliente.

¿Cuáles son las claves para que un restaurante tenga identidad propia y se diferencie del resto tienendo en cuenta que hay una importante oferta?

La identidad puede lograrse interpretando de manera creativa el espíritu del emprendimiento gastronómico.  La premisa al momento de encarar el diseño interior es basarse en una idea rectora que guíe de forma global la generación del proyecto. Toda imagen o identidad es la plasmación visual y sensorial de un concepto. La identidad debemos pensarla como un conjunto arquitectónico en donde además de los elementos escenográficos, deben también considerarse el mobiliario, la vestimenta del personal, las cartas, el bazar, la mantelería, etc, ya que todos estos elementos constituyen los elementos visuales que deben armonizar entre sí para lograr a la perfección el objetivo buscado.

¿Cuáles son los principales aspectos arquitectónicos sobre los que se trabaja para crear esa identidad?

En materia estrictamente arquitectónica los elementos fundamentales para crear la identidad son: los colores, las formas, las texturas y el diseño de iluminación. La combinación de estos elementos de acuerdo a la imagen buscada son los que crearán la atmósfera y la propuesta que se ofrece al cliente. Los revestimientos y la iluminación son aspectos clave. La cartelería exterior e interior – las marquesinas - es otro de los elementos cruciales para plasmar la imagen. 
 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)