Facebook Twitter Google +1     Admin

LA GERENCIA EN LA ACTUALIDAD

Por Jorge Mubarak.

 

En estos tiempos de gran globalización, donde la competencia feroz obliga a las empresas a reiventarse y mantenerse un paso adelante en un mercado voluble justamente por la gran oferta existente, los gerentes están en la obligación de adaptarse a cambios inevitables en las tecnologías (rápidamente obsoletas).

 

Vivimos en una sociedad que funciona sobre la base del rápido y variado acceso a la información, a las nuevas tecnologías. Esta realidad provoca un distanciamiento entre las rígidas teorías de gestión y la actual coyuntura.

 

La “Nueva Gerencia” debe basarse en nuevas reglas de conocimiento, de saber, de intangibles, de información y ser capaz de usarlas en beneficio de la empresa y así obtener el poder y bienestar.

 

La “Nueva Gerencia” debe saber entender la realidad social dentro y fuera de la empresa, la realidad política, ambiental, económica  y geopolítica.

 

La “Nueva Gerencia” debe considerar a sus subalternos, ya no como la pieza de una estructura vertical totalitaria, sino, mas bien, como un “socio” minoritario que muchas veces llega a conocer y dominar su área tanto o más que el mismo gerente. Por ejemplo, el mozo de un restaurante que con solo cruzar un par de  palabras con el comensal sabe como clasificarlo, lo que le agrada y lo que no; capacidad que solo la da la experiencia y que el gerente no posee en este caso.

 

La “Nueva Gerencia” debe saber aceptar cuando se equivoca y dejar ese antiguo aura de infalible, aceptar sus limitaciones y no querer reflejar la imagen de la que lo puede todo, en vez de eso, debería concentrarse en sus fortalezas y aplicarlas para beneficio de la empresa.

 

La “Nueva Gerencia” debe ser consecuente con su realidad  y la realidad que lo rodea, tener aspiraciones esta bien, pero estas deben ser coherentes y no engañarse fingiendo que las cosas están mucho mejor que lo que es en verdad.

 

La “Nueva Gerencia” debe dejar atrás la costumbre del “todista” y aprender a delegar pero no de manera incorrecta buscando que sus empleados hagan el trabajo tedioso, el trabajo indeseado o talvez, trabajo para el que no están capacitados.

 

La “Nueva Gerencia” debe ser saludable física y mentalmente; aquella antigua frase “mente sana en cuerpo sano” mas que nunca cobra vigencia. El gerente moderno cuida su alimentación, se aleja de los excesos, se capacita constantemente, se actualiza y busca la estabilidad emocional dentro y fuera de su centro de labores, en estos tiempos las exigencias coyunturales no permiten ningún tipo de desestabilidades y la energía física y mental en el largo plazo hacen la diferencia entre una buena y mala gestión.

 

Para terminar el éxito dependerá del conocimiento tecnológico, el manejo de la información y la comprensión del comportamiento humano en un mundo globalizado.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.