Facebook Twitter Google +1     Admin

SISTEMA MOR: IMITANDO A LAS NEURONAS

Computadoras que imitan el trabajo de las neuronas

La molécula azul representa la forma en la que la micro computadora trabajaría con células reales.EL UNIVERSAL

  • El primer paso para construir esta máquina es simular una capa de lípidos

La Unión Europea trabaja en un proyecto que producirá células digitales que funcionen en ambientes orgánicos, la cuales buscarán formar redes de información similares a las del cerebro

LONDRES, INGLATERRA.-Un equipo de investigadores europeos conformado por gente de la Universidad del Oeste de Inglaterrra, del Polish Academy of Sciences y de la Universidad de Southamptondio inicio un proyecto que buscará construir una computadora química capaz de trabajar en ambientes orgánicos y que funcionará de manera similar a como lo hacen las neuronas en el cerebro humano, reporta el sitio sciencedaily.com.

La Unión Europea recientemente aprobó, a través de su programa para el desarrollo de tecnologías emergentes, un presupuesto de 2 millones 500 mil dólares  que serán utilizados en la construcción de estas máquinas capaces de proveer nuevas soluciones en los campos de la robótica molecular, ensamblajes químicos y fármacos inteligentes, informa el portal de la BBC.

Este nuevo proyecto de computación inspirada biológicamente utilizará "células" capaces de generar, al igual que las humanas, un recubrimiento a través del cual se permita procesar señales al igual que lo hacen las células del sistema nervioso.

Los doctores Maurits de Planque y Klaus Peter Zauner mencionaron que el objetivo del proyecto es encontrar nuevos ambientes donde el proceso de intercambio de información sea más efectivo. "Se trata de desarrollar un líquido similar al cefalorraquídeo ya que materiales como el silicón han mostrado el máximo de su capacidad por lo que se necesita probar en nuevos contextos. Además, la computadora final trabajará en sistemas húmedos de la misma forma que lo hace el cerebro", declara Zauner.

El primer paso para construir esta máquina es simular una capa de lípidos tal cual la presentan las células humanas. Este recubrimiento permite que cuando entran en contacto se pueda formar un puente ente ambas células, dando pie al intercambio de información a través de las señales químicas.

El segundo paso tiene que ver con las reacciones que suceden al interior de la célula. Una de ellas, llamada B-Z permite que las señales químicas no se confundan ni propaguen sin control. Lo que se consigue es tener un sistema autocontenido que funciona a partir de su propia energía química al igual que las neuronas. En el futuro, por lo tanto será posible que utilizando esta lógica, se logren tejer redes computacionales con estas pequeñas máquinas similares a las conexiones cerebrales.
 
La duración del proyecto es de tres años y participan en él científicos de Inglaterra, Polonia y República Checa. La tecnología húmeda que se está desarrollando no tendrá usos inmediatos en la informática orientada a los negocios, sino que probará su efectividad en áreas como la salud y la biotecnología.

EL UNIVERSAL

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)