Facebook Twitter Google +1     Admin

SISTEMA MOR: LA INTELIGENCIA

El cerebro humano tiene un peso que oscila, en los adultos, entre mil 160 y mil 400 gramos. Lo componen alrededor de 100 mil millones de células nerviosas o neuronas, compuestas por dendritas y axones, que pueden vivir hasta 100 años o más. Las dendritas ingresan información y los axones, la llevan hacia afuera mediante la liberación de mensajeros químicos llamados neurotransmisores. La información viaja a velocidades que pueden llegar a 120 metros por segundo: 432 kilómetros por hora, por la urgencia de entrega que requieren algunos mensajes.

 

Con aproximadamente el 2% del peso corporal total, esta masa rosácea despertó curiosidad en el ser humano desde hace 10 mil años, antigüedad aproximada de los primeros hallazgos de cráneos con trepanaciones. Controla movimiento, aprendizaje, memoria, sueño, hambre, sed y emociones: amor, ira, miedo, alegría, tristeza. Recibe e interpreta las señales que le llegan desde el interior y el exterior del cuerpo y domina, en general, todas las actividades necesarias para la supervivencia.

 

Sócrates y Aristóteles escribieron hace más de dos mil años sobre el tema, interesados desde entonces en la vinculación del cerebro con la inteligencia humana, que está determinada por la calidad de las conexiones entre los axones de las neuronas, que los neurólogos llaman cableado cerebral y que permiten sentir y pensar.

 

Al proceso de comunicación entre las neuronas a través de los axones se le conoce como sinapsis, y según los especialistas, la calidad de la sinapsis depende de la velocidad con que viaja el impulso nervioso por el cerebro y esa velocidad es proporcional al diámetro de cada axón, determinado por un recubrimiento natural de grasa llamado mielina. El espesor de la mielina alrededor de un axón es determinante para que los impulsos nerviosos se desplacen rápidamente entre las neuronas. Sin mielina, los nervios pierden la capacidad de transmitir esos impulsos conductores y sobrevienen enfermedades como el Alzheimer.

 

Ahí se encuentra el prodigio llamado inteligencia, gracias a cuyas aportaciones los seres humanos han podido dar saltos históricos inconmensurables durante miles de años, algunos de los cuales han sido descritos magistralmente por autores como Stefan Zweig, en su obra Momentos estelares de la humanidad.

 

Inteligencia: la herramienta universal más poderosa de la raza humana, usada hace siglos por chinos, egipcios, hebreos y griegos para aprender y corregir.

 

Inteligencia, término hoy tan aplicado a la seguridad de los individuos como a la de las sociedades. Inteligencia, aprovechada, desdeñada o despilfarrada a la hora de tomar decisiones cruciales. Inteligencia aplicada para defender la seguridad ante un peligro externo o interno, lo mismo que (por desgracia), para proteger élites autoritarias, ineficientes o dictatoriales.

 

Inteligencia para gobernar y servir.

 

luismaldonado@senado.gob.mx

 

Coordinador del grupo parlamentario de Convergencia en el Senado de la República

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)