Facebook Twitter Google +1     Admin

TRANSPORTE - REFLEXIONES

Ing. Jaime Ariansen Céspedes - Instituto de los Andes

01. Las instituciones educativas deben permanentemente desarrollar una tarea creativa y formativa en lo intelectual, porque esa es su razón de existir y como respuesta a este reto el Instituto de los Andes tiene entre sus principales tareas  la de analizar el sistema nacional de producción para difundir sus características y ocurrencias, problemas y alternativas de solución.

02. Si un gobierno desea realmente conquistar una auténtica soberanía e independencia económica para el Perú,  tiene que resolver el problema del transporte y en general todos los involucrados con la producción, el turismo y el comercio nacional deben contribuir para crear las condiciones que permitan alcanzar este objetivo nacional prioritario.

03. El transporte por su importancia social, económica, industrial, y especialmente en el sector turismo, es evidentemente de primera prioridad. Sin un eficiente transporte será imposible desarrollar el turismo la industria, la agricultura y el comercio internacional, entre otros.

04. Por supuesto es necesario comenzar fijando objetivos a corto, mediano y largo plazo en forma profesional y para alcanzar con éxito estas metas es de absoluta necesidad un esfuerzo conjunto, armonioso, planificado, científico, de inmaculada ética y definido sentido social.

05. El sector transporte debe ser eficiente, productivo, suficiente y estos niveles se deben alcanzar como resultado de aplicar factores profesionales, en todos los casos. Debemos subrayar que no es una tarea de improvisados.

06. La capacidad profesional y tecnológica de los peruanos tiene que ser la herramienta que aporte alternativas de solución a los problemas del transporte en nuestro país. En otras palabras nos toca a nosotros resolver la gran cantidad de problemas del sector transporte y no esperar pasivamente que la comunidad internacional  desaparezca las deficiencias.

07. Por su reconocido valor estratégico, el sector transporte esta sujeto a presiones políticas o de intereses particulares, pero las soluciones a sus problemas, deben ser exclusivamente técnicas.

08. Hemos encontrado durante la investigación y análisis del sector transporte a varias personalidades, de reconocido nivel de opinión y decisión, que no dimensionan en su exacto valor, el problema del transporte en el             Perú, en unos casos por desconocimiento, en otros casos por falta de nivel profesional, en otros por posiciones erróneas, dogmáticas y predeterminadas.

09. En el sector transporte no existen específicamente grandes problemas de tecnología, las deficiencias mayores son de orden político, económico y de gestión.

10. El sector automotor, por su importancia social, económica, industrial y política, es evidentemente de primera prioridad.

11. Para lograr con éxito los objetivos del sector automotor, es de absoluta necesidad un esfuerzo conjunto, armónico, planificado, profesional, de inmaculada ética y definido sentido social.

12. Su principal objetivo es un servicio: el transporte, indispensable para la producción y el bienestar nacional.

13. Debemos alcanzar un desarrollo sostenido en la cultura y en la economía nacional, que nos permita modificar nuestro nivel de pobreza.

14. Es forzoso incorporar al sistema económico a un enorme sector de la población que no tiene posibilidades, para utilizar un sistema eficiente de transporte.

15. El volumen más importante del transporte en el Perú se realiza a través de automotores por carretera, los sistemas ferroviario, aéreo y acuático, se encuentran muy atrasados y actualizar su operatividad, referida a la cantidad y calidad de estos servicios - es imposible -, porque no contamos ni con los medios económicos ni con el tiempo disponible; por lo tanto, la solución al problema del transporte en el Perú debemos lograrla de inmediato, sobre ruedas y por carretera.

16. El parque automotor es insuficiente y obsoleto, con una edad promedio de 12 años, que es un índice pobre e inadecuado y como consecuencia, los costos de operación y mantenimiento aumentan y se empobrece el sistema, y es casi imposible la renovación de la flota y el círculo vicioso de pobreza y dependencia se acentúa.

17. Existe una deficiente productividad en todo el sistema, con un costo altísimo para el país que lamentablemente incluye la pérdida de muchas vidas humanas, es necesario que todos contribuyamos a resolver estos problemas.

18. A través de los años, las personalidades políticas del país han otorgado al sector transporte muy poca importancia, es necesario modificar completamente esta situación.

19. Se han tomado siempre medidas sectoriales, y de acuerdo a las circunstancias del momento, con soluciones de corto plazo, no existe un plan maestro que tenga vigencia en el tiempo.

20. El transporte no es un lujo. Los que piensan así están equivocado y no han invertido tiempo alguno en analizar su importancia, ya que es evidente su íntima relación con todo lo que significa desarrollo, productividad y bienestar.

21. También es apropiado recordar que el factor principal de cualquier sistema es el “hombre”, que es el fin supremo de la sociedad y el estado, y se debe reconocer en forma absoluta la importancia y la necesidad de la movilización individual. Nadie tiene la autoridad para impedir este justo derecho.

22. Por su reconocido valor estratégico, el sector automotor está sujeto a presiones políticas pero las soluciones a sus problemas deben ser exclusivamente técnicas.

23. Debemos resolver con éxito, el formidable reto que significa el violento desarrollo científico que va a continuar en los próximos años con mayor intensidad cada vez.

24. Es necesario que el sistema de transporte en el Perú, sea absolutamente estable y profesional, que todos conozcan y comprendan cuáles son los subsistemas del sector y sus características, y que se acepte en forma concertada que son necesarias reglas claras, técnicas, estables y que se cumplan estrictamente.

25. Debe existir un compromiso político nacional para no cambiar las reglas básicas en un período de 20 a 25 años, que nos permita desarrollar estructuras sólidas y productivas.

26. El gran proyecto nacional debe iniciarse en el sector privado, actuando con decisión y constancia, hasta lograr la concertación política que garantice su estabilidad y luego, vigilar la eficacia de la gestión administrativa del sistema.

27. Tenemos que superar las deficiencias del sector transporte por el negativo efecto multiplicador que ejerce sobre todas las actividades del sistema nacional de producción.

28. Es necesario alcanzar y utilizar permanentemente precios, tarifas e impuestos reales referidos a nivel internacional y estabilizarlos, evitando picos de toda naturaleza, altos o bajos, ya que estos distorsionan completamente el sistema y son causa principal de su ineficiencia.

29. Para enfrentar a los problemas del sector transporte hay que recordar que la crisis financiera va a tener una vigencia en el tiempo y es necesario encontrar alternativas de acuerdo a nuestras posibilidades.

30. Se tiene que garantizar oportunamente un nivel adecuado de divisas, lo que permitirá operar el sistema con eficiencia.

31. Se debe racionalizar los actuales trámites y mejorar el sistema de comunicación entre los diversos ministerios y dependencias oficiales, que de una u otra forma dirigen la política del sector  transporte; y de las empresas, las instituciones y los usuarios. El objetivo: La Desburocratización total y definitiva.

32. La capacidad instalada actual de las ensambladoras – que tienen una inversión superior a los 200 millones de dólares – es suficiente para producir todas las unidades que necesite el parque automotor y es fácilmente posible incrementar su capacidad.

33. En el Perú, dominamos la tecnología necesaria para producir vehículos de calidad internacional y es factible recibir una fluida transferencia del desarrollo científico.

34. Los principales problemas que tenemos que enfrentar en la producción de automotores en el Perú, son el del violento desarrollo tecnológico y la economía de escala, ambos costosos para un mercado tan pequeño como el peruano.

35. En el sector automotor el porcentaje de integración para la producción nacional es sinónimo de posibilidades de subsistencia; nuestro mercado definitivamente no puede absorber los mayores costos por economía de escala; creemos que se deben reducir los índices obligatorios de insumos nacionales.

36. Creemos que con el desarrollo de los últimos años, la industria de autopartes puede competir internacionalmente, con calidad y precio, hasta un porcentaje promedio del 20 al 25% de los componentes de los vehículos, actualmente ensamblados en el Perú.

37. Mediante objetivos definidos y estabilidad, se puede impulsar la industria de autopartes, la cual es muy importante en el desarrollo nacional.

38. El sector transporte necesita coherencia y estabilidad, durante la investigación, hemos comprobado que no existe un plan maestro de desarrollo, y que frecuentemente se adoptan medidas opuestas que hacen de la situación un constante péndulo de imprevisible dirección y frecuencia, creando un desconcierto absoluto que hace imposible la planificación.

39. La importancia económica del sector transporte es enorme, sólo en el sector agrario se pierde del 20 al 25% por falta de movilidad. Esto representa para el país, pérdidas del orden de 600 millones de dólares anuales.

Comentarios » Ir a formulario

gerencia

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)