Facebook Twitter Google +1     Admin

PUBLICIDAD

En el post previo compartí cuatro aprendizajes de los comerciales emitidos la semana pasada en el Super Bowl 2014, el espacio publicitario más caro que existe. 

A continuación cuatro aprendizajes más:

1-La consistencia es cada vez más valiosa en un entorno publicitario saturado. Es un error tratar de reinvertarse con cada nueva ejecución. Equivale a empezar desde cero. Si identificamos una buena idea de campaña, debemos seguir construyendo sobre ella, pero mantiendo frescas las ejecuciones.

El comercial más popular del Super Bowl fue “Puppy Love”, de Budweiser. Forma parte de una exitosa campaña de varios años que muestra emotivas historias que tienen como centro a los caballos Clydesdale, símbolos de la tradición cervecera de Budweiser.

Otro caso interesante es el de Doritos. Sus comerciales generados por los consumidores siguen siendo los favoritos de la audiencia. 

Por otro lado, Axe optó por dejar de lado su tono irreverente y sexualmente cargado en el spot para su producto “Peace”. Todo indica que no fue tan popular como los anuncios de años previos.  

 Super bowl 2

2-Es necesario ser muy cuidadosos al utilizar celebridades. Deben encajar de manera clara y relevante con la marca y su mensaje. Bob Dylan encaja bien con Chrysler. Por otro lado, es forzada y confusa la presencia de Kaley Cuoco y John Galecki, de “The Bing Bang Theory”, en los comerciales de Priceline y Hyundai, respectivamente, en donde aparecen con roles ajenos a sus personajes de la serie, sin sumar valor alguno al mensaje.

3-Construir un spot en base al programa que la gente está viendo, ayuda a captar la atención. Turbo Tax le recordó a la audiencia que el Super Bowl no era un evento feliz para ellos, ya que probablemente no eran fanáticos de ninguno de los dos equipos finalistas.  Sin embargo, Turbo Tax los haría felices mediante  la devolución de sus impuestos. Uno de los ejemplos más notables de este tipo de comerciales es el de Tide en el 2013.

4-Un spot que genere controversia puede fortalecer una marca siempre y cuando esté sustentado en sus valores. Coca Cola  y Cheerios emitieron spots que realzaban la diversidad racial-cultural de los habitantes de Estados Unidos. Inmediatamente recibieron fuertes críticas por parte de grupos radicales. Sin embargo, ambas marcas se mantuvieron firmes, lo cual ha fortalecido su imagen ante la mayoría de consumidores.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.