Facebook Twitter Google +1     Admin

BOTULISMO

Resultado de imagen para BOTULISMO

Es una intoxicación alimentaria la cual es causada por una neurotoxina, la toxina botulínica que es producida por la bacteria Clostridium botulinum. Esta bacteria entra en el cuerpo humano por medio de las heridas abiertas  y produce la toxina en el interior pero también puede vivir en alimentos mal enlatados o almacenados en recipientes abiertos o inapropiados.

*El nombre de la enfermedad deriva de la palabra del latín botulus, que significa salchicha, dada la asociación de esta enfermedad con el consumo de salchichas y otros alimentos cárnicos.

La bacteria Clostridium botulinum se encuentra en zonas contaminadas, en los suelos y las aguas no tratadas; esta bacteria produce unas esporas que sobreviven en los alimentos, allí producen una toxina que al ingresar al cuerpo causa graves intoxicaciones.

*De hecho la Botulina es la sustancia más tóxica que existe, es tan toxica que es probable que con tan solo probar el alimento contaminado la persona se intoxique gravemente, incluso como para producir la muerte.

Hay siete tipos de toxinas botulínicas designadas por las letras A hasta la G; sólo los tipos A, B, E y F pueden causar enfermedad Botulismo en los seres humanos. Esta enfermedad es muy común en muchas partes del planeta.

*Alimentos más expuestos a la contaminación: Se encuentran:

- Las verduras enlatadas en casa.

- Los productos derivados del cerdo (jamón curado, salchichas, entre otros).

- El pescado crudo o ahumado.

Puede aparecer en cualquier alimento de origen animal o vegetal, siendo las conservas,  caseras donde aparece mayormente, las conservas que con mayor frecuencia dan lugar a brotes son las vegetales, por la fácil contaminación de estos alimentos. Son particularmente peligrosas las conservas neutras o alcalinas como los espárragos y morrones.

Alimentos precocinados pero con los  productos ahumados y las especias se puede disimular el mal olor.

El crecimiento de la bacteria puede ser prevenido con acidez, una alta concentración de azúcar disuelto, altos niveles de oxígeno o poca humedad.

Por ejemp: los tomates o salsas son suficientemente ácidos pueden prevenir crecimiento de bacterias, aún si las esporas estuviesen presentes, por tanto no presentan peligros para los consumidores.

En el caso de aditivos dulces las esporas no pueden crecer en concentraciones tan altas de azúcar, pero al ser diluido el azúcar  en un ambiente bajo de oxigeno como puede ser el jugo gástrico de un bebé  pueden desarrollarse y producir la toxina.

Patogenia:  

 En la intoxicación alimentaria se ingiere la toxina a través del tracto gastrointestinal, esta toxina causa parálisis muscular e incluso la muerte si llegan a afectarse los músculos respiratorios.

En el botulismo de heridas se produce la toxina a nivel de la herida siempre y cuando el germen haya encontrado las condiciones adecuadas para germinar.

En el lactante las esporas ingeridas germinan a nivel del colon y producen la toxina que es luego absorbida.

Síntomas: Aparecen en un lapso de hasta 36 horas después de ingresada la toxina al organismo.

-Dificultad al masticar y al hablar.

-Debilidad progresiva.

-Parálisis, vómitos y náuseas.

 -Dolor abdominal, dificultad respiratoria.

Los principales signos y síntomas son:

1. Primera semana:

-Fiebre a lo largo de todo el día

-Aumento del tamaño del bazo

-Tos seca

-Dolor abdominal

2. Segunda semana:

 -Fiebre

-Manchas rosa-rojo en el abdomen de 2-4 mm de diámetro

-Somnolencia

-Meteorismo (gases)

3. Tercera semana:

 -Fiebre

-Desaparece la somnolencia

-Desaparece la suciedad lingual

4. Cuarta semana:

-La enfermedad cede

-Disminuye la fiebre poco a poco

Diagnóstico:

Se realiza exámenes de sangre para comprobar la presencia de la toxina, además de cultivos de heces y un análisis de laboratorio de los alimentos sospechosos de estar contaminados.

Tratamiento:

Esta la asistencia respiratoria (para evitar un paro respiratorio), aplicar  la antitoxina y una terapia de soporte. Puede ser necesario intubar al paciente y es necesario administrar líquidos intravenosos si persiste la dificultad de deglución.

Prevención:

En el caso de conservas caseras se deben utilizar alimentos correctamente lavados, recipientes estériles y sobre todo esterilización. En el caso de los lactantes no debe administrarse miel a los menores de 1 año.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.