Facebook Twitter Google +1     Admin

LOS LIBROS Y LA CIBERNETICA

Adiós a los libros de papel

[foto de la noticia]

 

elmundo.es - Los europeos somos millonarios en USA estos días así que no he podido resistirme a probar uno de los deportes nacionales de este país que consiste en visitar un outlet y salir con las manos llenas de bolsas. Con el fin de semana más o menos libre he conseguido salir del campo gravitatorio de San José, Mountain View, Cupertino y San Francisco y he bajado hasta los outlets de Gilroy.

Sony ha tenido a bien poner una tienda allí y aunque muchos de los productos no están rebajados sobre su precio normal, sí que hay algunas gangas. Me he comprado un lector de libros electrónicos que funciona con e-ink -tinta electrónica-. Hasta ahora sólo había podido utilizarlos durante unos minutos en ferias y congresos pero dentro de mis resoluciones para 2008 está la de "digitalizarme" por completo y olvidar cualquier tipo de entretenimiento o expresión cultural en soporte analógico.

Eso incluye los libros. Soy un firme defensor de los libros de papel, tienen un tacto y un aroma especial. Son objetos emocionales y no es fácil desprenderse de ellos. Pero voy a intentarlo. O al menos voy a ver hasta qué punto es posible sustituirlos. Por lo pronto he estrenado el dispositivo con una novela en PDF de Cory Doctorow, Down and out in the Magic Kingdom, disponible gratuitamente bajo licencia Creative Commons y que también se vende en las tiendas en soporte físico -muy recomendable-.

El lector en cuestión es el PRS-505. Lo prefiero a otros modelos porque es muy pequeño y delgado. Es compacto y pesa sólo 255 gramos, bastante menos que un libro de bolsillo. Viene también con unas cubiertas de cuero más falso que una moneda de 10 euros pero que le dan cierto toque de clase y distinción.

Leer en la lámina de tinta electrónica de seis pulgadas es un placer pero, claro, este dispositivo está limitado a texto e imágenes en escala de grises. Tiene también un reproductor MP3 pero sólo sirve para poner música de fondo mientras se lee. Para leer en la cama es bastante más cómodo que un libro convencional. No cansa la vista y, al igual que el papel tradicinal, requiere de una fuente externa de iluminación.

En general, la experiencia es muy satisfactoria. El dispositivo venía con la batería a medio cargar y aún no he tenido que conectarlo al PC para recargarlo. La autonomía es superior a una semana, o, mejor dicho, a unas 7.500 páginas. Tiene 20 MB de memoria interna y puede ampliarse con tarjetas SSD y Memory Stick. En 20 MB caben unas cuentas novelas, así que el espacio no es un problema. Lee varios formatos de textos, entre ellos PDF y es muy sencillo de usar, basta con arrastrar el archivo al interior del dispositivo, que se muestra como una unidad de memoria externa en el PC.

El único inconveniente que he encontrado es la velocidad de refresco de la tinta electrónica y la forma en la que cambia la imagen en pantalla. Es un proceso que dura un segundo y durante el cual la pantalla parpadea. Es un poco molesto durante las primeras páginas. Ahora ya estoy acostumbrado y ni siquiera lo noto. Otro problema que seguro encontraré es el del uso en aviones, probablemente me obligarán a pagar el libro en el despegue y el atrrizaje, momentos en los que normalmente suelo leer.

Por lo demás, ¿qué puedo decir? Es mi nuevo juguete y me encanta. Tal vez sea la novedad, veremos dentro de unos meses.gadgeto.blog

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)