Facebook Twitter Google +1     Admin

EL CIBER MENÚ

Dos jóvenes graduados en la Universidad de Oxford, Danny Potter y Noel Hunwich, han desarrollado un nuevo sistema para modernizar y optimizar el servicio de los camareros. Al parecer, cansados de las frecuentes esperas que se sufren para que les tomaran nota idearon esta solución.

 

Ha recogido y puesto en práctica su idea el restaurante Inamo, en el Soho londinense.

 

Cada mesa cuenta con un proyector, con dos funciones: Por un lado muestra al cliente el panel de control de acceso al menú. Gracias al ratón que hay sobre la mesa puede recorrer toda la carta, viendo el aspecto de cada plato, seleccionando los que desea. Permite realizar el pedido sin tener que esperar al camarero y modificarlo o ampliarlo de forma instantánea. Por otro lado controla la “decoración de la mesa“, que el cliente puede variar cuantas veces desee. Sin duda una herramienta curiosa y divertida.

 

La selección hecha por el cliente es enviada a través de Bluetooth directamente a la central ubicada en la cocina. De este modo los cocineros saben qué platos deben preparar y a qué mesa están destinados.

 

Otras posibilidades que permite este sistema es que el cliente pueda observar cómo se elaboran sus platos, paliando en parte el posible aburrimiento de la espera. Un indicador avisa al cliente de la inminente llegada del camarero ¡ya con la comida!

 

Gracias al Menú que aparece en tu mesa, el cliente puede ver el importe a pagar, y si lo desea, desglosado por número de personas. También puede jugar a “hundir la flota” con sus compañeros de mesa (sin duda podrán añadirse otros juegos o entretenimientos), pedir un taxi cuando piensen marcharse, o revisar un plano de la zona con posibles bares y discotecas a los que acudir tras la cena.

 

En el caso de este restaurante innovador se ofrece una cocina oriental de fusión. Su chef es Alexander Ziverts (ex Cocoon, Eight over Eight and E&O) y tiene precios asequibles teniendo en cuenta que se encuentra en el centro de Londres.

 

Desde el punto de vista comercial, a pesar de la inversión necesaria en aparatos tecnológicos, queda garantizada la satisfacción del cliente en cuanto a la atención recibida. No se elimina la figura del camarero, sino que se simplifica a favor del cliente la labor de seleccionar los platos deseados, al margen del “lío” y el “humor” del personal que haya en el local.

 

Es de destacar que la posibilidad de poder variar la decoración de tu mesa (en función de tu estado de ánimo, del motivo o celebración, o de tu simple capricho) otorga al cliente una grata sensación de exclusividad y garantiza un ambiente cambiante a lo largo de la jornada

 

Fuente  .mtv, nikelodeon

Alumno: IGNACIO SOTO MEZARINO

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)