Facebook Twitter Google +1     Admin

EL CLIENTE EN RELACIONES PUBLICAS

El Cliente.

En una campaña de Relaciones Públicas el cliente es el contratante de la consultoría o profesional especializado que va a diseñar la campaña de Relaciones Públicas de un determinado producto o de una determinada empresa.

El cliente va a exigir la transformación de una imagen que tenga su producto para variarla y presentarla de otra manera que permita canalizar como una buena imagen y que enfatice el posicionamiento.

El cliente al exigir el servicio va a desear que se maneje la campaña de RR.PP. bajo los siguientes criterios:

Que el Producto sea Visto

Que el Producto sea Leído

Que el Producto sea Creído

Que el Producto sea Recordado

Que el Producto Mueva a la Acción

 

El cliente puede ser de distinta procedencia tal como son: particular, gubernamental, etc.

El cliente por su característica puede desear distintos servicios de tal modo que se presente la siguiente situación:

a. Que sea parte de una Estrategia de Atracción (Pull) para dirigir los esfuerzos de un paquete estratégico de marketing al consumidor final y enfatiza en grandes inversiones tanto en publicidad como en Relaciones Públicas.

b. Otra forma es la Estrategia de Impulso (Push) orientada por una estrategia que dirigen los esfuerzos de marketing a los revendedores y, así, depende en gran medida de sus habilidades para la venta personal.

c. Otra inquietud del cliente puede ser la Estrategia de Impacto con la capacidad de penetración de mensaje por su creatividad, recordación o repercusión.

El cliente es el iniciador como inversionista de toda campaña de Relaciones Públicas, pues, es el más interesado en mejorar o hacer recordar su producto de manera constante y sostenida.

El Personaje Central de la Campaña.

La agencia de Relaciones Públicas ejecuta sus líneas de acción en base a este personaje central a través de los servicios integrales que brindan las agencias de RR.PP.

Para llegar a estructurar un personaje central en una campaña de RR.PP.;  primero se establece un servicio de investigación que lleva a cabo los estudios perceptivos de los consumidores segmentados para el producto que se piensa trabajar. Estos estudios pueden ser agrupados en:

a. Investigaciones Motivacionales.

b. Sondeos de Opinión de pre-campaña y Test de post-campaña.

c. Investigación Especializada, por ejemplo: la opinión de personas sobre un nuevo personaje con relación a un producto o servicio (Las ranas de Señor Frog’s, el Conejo de Energizer, el perro Chichuahua de Taco Bell, etc).

Así mismo, el personaje central es el símbolo insignia de toda la campaña de Relaciones Publicas. 

Por lo tanto, el personaje va a estar involucrado en toda la parafernalia de la empresa: gorritos, viseras, servilletas, banderolas, banderas, papel membretado, lapiceros, carpetas, pines, tarjetas, bolsas, envases, etc.

Los detalles del personaje central tienen que ser de preferencia pre-establecidos para el caso de que el personaje central pueda variar en algunas actitudes o indumentaria con el fin de modernizarlo y darle frescura. Además de situarlo en una escenografía adecuada a lo que se busca en la coordinación de la campaña de Relaciones Públicas y la publicidad como parte constituyente de una estrategia de marketing.

Entre los ejemplos más conocidos tenemos a los personajes de McDonald’s que se adaptan a cada país donde hay una sucursal con franquicia de esta cadena de tiendas a nivel mundial.  De allí, que el payaso Ronald McDonald salga rodeado de niños con diferentes características étnicas.

Otros personajes centrales quedan caracterizados a las campañas de Relaciones Públicas con éxito mundial. Se dio como ejemplo histórico los inolvidables personajes de Walt Disney: Mickey Mouse, Donald Duck, Goofy, Winnie the Pooh, The Lion King, etc.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)